Seguidores

miércoles, 11 de agosto de 2010

Pildoras Azules



Por comics como esta pedazo novela gráfica es que me replanteo muy mucho abandonar los comics marvel que la mayoría solo me dan dolores de cabeza (que si mucho macroevento, mucha serie que sobra y las que molan las cancelan, que si Quesada es un hijodeperra que se ha cargado a spiderman, que si matt fracttion no está haciendo nada interesante en los xmen... ah! y NO me gustó la noche más oscura. Un macroevento que acaba en otro evento es una patada en los webos).

Pildoras Azules trata sobre la relación entre un dibujante de comics y una chavala con un hijo y VIH. Y hasta ahí la trama, si quieres saber como se desarrolla todo deberías leerla.
La trama me ha parecido preciosa y sincera a más no poder ya que es autobiográfica y es en estas obras donde un autor saca lo mejor de sí mismo, saca todas sus tripas y las aplasta contra el folio en blanco. Y al parecer las tripas de Frederick Peteers se parecen en cierto sentido a las de cierto autor español cuyo trazo me enamoró (artísticamente hablando, malpensaos...) en "La tetería del oso malayo", David Rubín, aunque Frederick no se desata tanto con la brocha. Usando únicamente el blanco del folio y el negro de la tinta este autor nos narra esta historia de amor que acaba derivando a una historia de superación y conocimiento personal del autor y sus otros dos protagonistas de la obra, Cati y su hijo, el cual también tiene la enfermedad.

Como ser padre derrepente, como conocer al amor de tu vida y descubrir que vivir con ella será soportar una grandísima carga y como enfrentarse a un rinoceronte en una sala cada día de tu vida. Estas y muchas más serán las cuestiones que deberá enfrentar Frederick. Cuestiones que se irán replanteando a lo largo de la historia, hilando distintas escenas de la vida de esta tierna pareja, la cual a pesar de soportar el estigma de una enfermedad incurable pueden mirarse a la cara y decirse con toda la sinceridad de su corazón "te quiero".

Personalmente me ha llegado, me ha emocionado y me ha hecho pensar que una pareja que de verdad se ama debería estar tan unida como lo están estos dos.

1 comentario:

Conner Kent dijo...

Muy buena lectura, a mi me encantó, sobretodo por los personajes, reales en su mayoría... quizá eso me dió más escalofríos aún