Seguidores

lunes, 8 de agosto de 2011

Hijos de los hombres


¿Qué hace que sigas moviéndote cada día después de haber perdido toda esperanza?

Esta es la premisa inicial de "Hijos de los hombres", película que narra un futuro apocalíptico y cercanísimo (aquí mismico) donde la raza humana se convierte no se sabe muy bien por qué en una raza infertil incapaz de procrear. La película empieza cuando el hombre más joven de la Tierra muere asesinado. 18 años y 5 meses desde que no nace ni un solo bebe. ¿Qué le queda entonces a una especie que se ve dirigida sin remedio al fin? Aparte de consumirse a sí misma y revolcarse en la mierda poco más.

La desesperación rodea al protagonista a cada paso que da y a cada descubrimiento que el espectador hace sobre ese futuro tan negro. Un detalle que no me termino de quedar claro es el hecho de por qué ese racismo tan extremo de llegar a encerrar en campos de concentración a inmigrantes o en el mejor de los casos repatriarlos. Vemos una Inglaterra destruida donde los pobres son cada vez más pobres y los ricos son cada vez más exageradamente ricos y viven el poco tiempo que les queda gastando su dinero en gilipolleces tales como tener una jirafa o una cebra de mascota o reunir todos los objetos de arte más caros y famosos del mundo a sabiendas de que dentro de unos años nadie recordará quien pintó aquel cuadro o quien hizo aquella escultura pues no habrá nadie para recordar.

Pero no todo es oscuridad en esta película sino sería un dramón que te haría llorar y querer cortarte las venas (para eso están las noticias) y en mitad del camino aparece la esperanza en forma de una joven embarazada y un barco llamado "Tomorrow" y será el destino quien obligue a Theo (Clive Owen, el protagonista) a agarrarse a esa esperanza y hacer todo lo que pueda para que otros no intenten usar a la joven y su futuro bebe para sus propios propósitos. Una carrera llena de peligros hacia un barco que ni siquiera saben si existe de verdad pero en un mundo donde la esperanza se ha acabado agarrarse a un clavo ardiendo es lo único que puede hacer que sigas adelante.

Esta ha sido mi primera adquisición Blu-ray y no me arrepiento para nada (estaba entre esta y Totoro...) ya que he vuelto a disfrutar de este pedazo peliculón que me emocionó hace años en el cine y además con una calidad brutal. Creo que no va a ser mi última compra en Blu-ray. Pero que esto es solo un detalle, da igual verla en superaltadefinición o verla en VHS. Por películas como esta merece la pena que exista el cine.

6 comentarios:

Yota dijo...

Mira que lo he intentado. pero no me entra esta película, no se, tiene algo que hace que me aburra de sobremanera y el final me parece de lo más absurdo.

Avengersforever dijo...

Yo la vi por casualidad en DVD y me encantó. La estética depressiva está muy bien aconseguida, y aunque el final no es populista, me pareció realmente auténtico.
Owen hace un papelón.
Volveré a verla

Paco Hernández dijo...

Me gustaría destacar de esta película el plano del final, que dura casi 12 minutos, de un tirón, sin parones, en medio de la guerra, fue una auténtica pasada, como la película entera, que me encantó :D

GokuJunior dijo...

Yota, WTF?! O_o?! ¿Hemos visto la misma película? ¿Aburrida? ¿¡Final absurdo?! Eso me lo tienes que explicar.

Avengersforever fui al cine a verla en su momento no recuerdo ni con quién pero vi la oportunidad de comprarla en blu-ray (mi primer bluray!) y pá alante. Volver a verla me ha dado la razón en que he hecho bien.

Paco la escena cuando el bebe llora y todos dejan de disparar es BRUTAL aún se me ponen los pelos de punta. Grandiosa.

El Dr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Dr dijo...

No me sonaba de nada, pero... oye, me la apunto entre las posibles... (ahora a ver de donde me la descargo, jajaj)