Seguidores

jueves, 3 de febrero de 2011

True Blood Temporada 1-3


True Blood. Sangre fresca. La versión para adultos de Crepusculo o simplemente el vicio hecho serie. Y es que en esta serie hay mucho vicio, MUNCHO! a veces hasta me ha dado cosita y todo, pero empecemos por el principio.

La serie gira en torno a Sookie, una camarera del sur de EEUU donde la gente es más garrula, retrograda, racista y homofoba que en el resto del país más molón del mundo. La vida de la rubia picara (guiño, guiño) sería normal de no ser por tener un hermano medio subnormal que se folla a todo lo que pilla y por ser telepata, lo cual le acarrea muchos problemas para relacionarse ya que la mayoría de la gente de su pueblo o piensa de ella que está pirada, que es una puta (pero si es virgen!) o que la pondrían a 4 patas y la reventarían a polvos (cualquier se echa un novio que solo piensa eso de ti).

La vida "normal" de esta camarera cambia por completo cuando conoce a un vampiro llamado Bill Compton al cual no le puede leer la mente. Tampoco los poderes de los vampiros le afectan lo cual hará que Bill acabe interesándose por la rubia y esta de él y aquí es donde empieza todo el lío.

Y es que todo lo que rodea a Sookie acabará provocandole un problema tras otro. Que si triángulos amorosos, su relación con los vampiros, los líos de su hermano, su relación con la gente del pueblo... vamos un no parar y la cosa siempre va a más, cuando crees que una trama ha acabado y la chavala podrá descansar PUM! pasa algo más y ya vuelve a estar metida en otro lío.

Otra de las características de la serie que más me han gustado es la cantidad de seres raros que habitan en este mundo. La serie empieza con vampiros pero temporada a temporada te sorprenden con otro descubrimiento más y después de la tercera temporada yo ya espero que cualquier cosa pueda aparecer para darle un poco de marcha a la rubia.
Antes he comentado que esta serie es la versión para adultos de Crepúsculo y no lo he dicho por decir ya que aparte de líos amorosos y seres sobrenaturales ahí acaba la comparación, el pastelón da paso a unas escenas de sexo tórridas donde hasta la más cándida de las protagonistas puede convertirse en una putilla y eso a mi me encanta. ¿La serie es buena? ¿Es mala? Eso depende del gusto de cada uno, a algunos las flipadas que suceden en esta serie no les gustará y a otros (como a mi) si les acabará gustando y les enganchará la historia de Sookie y sus aventuras entre vampiros, hombres lobo y bichos variados.

Dadle una oportunidad, unos cuantos capítulos y a ver que os parece.

2 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

A mi la primera temporada me gusto bastante, me parecio un planteamiento original.

La segunda flojeaba con la bruja esa de por medio, pero la tercera me encanto, me parece supersalvaje.

Lo unico malo que le veo a la serie es la relacion romantica/salvaje de Sookie y Bill, por lo demas... se deja ver.

Goku_Junior dijo...

¡Yo lo que quiero es que Sookie se líe con el hombre lobo! O con lo que pille, que es joven y hay muchos seres sobrenaturales a los que tirarse XD